Carrito 0
Exhibición permanentes de las obras de artes de José Luis Baldera

INSTANTE

Banner_Web-08.jpg
 
 

SERIE:

Instantes

Inspirada en el texto de Santiago 4:14

''...¿Qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece.''

Pretendo con esta serie hacer una representación alegórica de la vida fugaz, pero no solo la vida, sino también lo que hacemos, decimos y pensamos. De Igual manera espero crear un respiro de formas espontáneas como el aroma de una flor en un espacio libre y con Profundidad en la simpleza pues la vida se va y los colores se quedan.

 

 

MELODÍA DEL ALMA

Banner_Web-10.jpg
 
 

SERIE:

Melodía del alma

Inspirada en el texto de SALMOS 42:5

''¿Por qué te abates, oh alma mía, Y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío.''

La música nos inspira, nos eleva o nos corrompe, por ello te invito a dejar la angustia y envolverte en una vibrante atmósfera de sonido representado con colores y formas. Alabemos a Dios con mis composiciones melódica del alma.

Mi intención en esta serie es darle vida material a aquello que nos mueve el espíritu. Cada pieza es una melodía que se escucha con los ojos y se aprecia con el alma. Los fragmentos de instrumentos, rostros, manos, o la breve insinuación de todos ellos vienen a ser el intérprete que compone para nosotros su alma melodiosa.

 

 

LOS ESCLAVOS

Banner_Web-09.jpg
 
 

SERIE:

Los Esclavos

Inspirada en el texto de ISAIAS 52:5

“¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura.”

Nos sentimos solos en compañía, vacío con cosas, prisionero con libertad, somos esclavos de si mismos. La series los esclavos nos representa como somos, no como nos vemos. Tratamos de vestirnos para ocultar nuestra desnudez, pero de que sirve vestir el cuerpo cuando el mismo no puede vestir el alma.

Estas obras son una reflexión a buscar lo que es pleno. Por lo que la fuerza de los colores nos abre una ventana de esperanza y renovación, representando la luz que llena el cuerpo desgarrado, vano y vacío.